922 876 478 cremacan@cremacan.com

En Cremacan entendemos que una mascota no es un simple animal, es un miembro más de la familia.

Las urnas son la opción más extendida para guardar los restos de nuestras mascotas. Optar por una urna para depositar los restos de tu mascota, garantiza que dentro de ella se guardará en su totalidad todos los restos que se han derivado de la cremación.

Tenemos a disposición de todos nuestros clientes diferentes urnas adaptadas a cada una de sus necesidades. Están hechas a mano, por nuestros artesanos locales, y preparadas para aguantar la intemperie, por lo que conservarán los restos de su mascota para siempre.

Además de estas urnas, a quién lo desee podemos ofrecer unas cajas de madera, pintadas y personalizadas a mano, pensadas para aquellos propietarios que quieras las cenizas de su animal, no para conservarlas, sino para esparcirlas. O bien, porque simplemente prefieran esta modalidad.

El precio de las urnas está incluido en el de las cremaciones.

Urnas Artesanales

En Cremacan creemos en fomentar el negocio local y la artesanía, por eso tenemos un convenio con artesanos de Tenerife, que nos irán aportando nuevas urnas.

Cada pieza está certificada y es totalmente artesanal, hecha con el mayor cariño del mundo.

Urnas de Madera

Contamos con diferentes diseños de cajitas de madera, que se pintan y decoran a mano para cada una de las mascotas.

Urnas Exclusivas

 

En Cremacan contamos con un equipo de artesanos que diseña y crea modelos únicos. Cada pieza se realiza y se pinta a mano, de modo que cada una de ellas es única y exclusiva.

¿Qué sucede con las cenizas?

En cuando a qué sucede con las cenizas de nuestra mascota, ponemos dos opciones a disposición de nuestros clientes:

Recuperar las cenizas de su animal y guardarlas en una urna para entregarse a su propietario, y que este, bien las tire en algún lugar que considere especial para lo que disponemos de unas cajitas de madera personalizadas, o bien para conservarlas. Para ello disponemos de unas urnas hechas a mano en material refractario albino con esmaltes y óxidos colorantes, cocción en atmósfera oxidante a 1280ºC, por lo que aguantan el choque térmico y sus colores son inalterables en la intemperie.
Para esto ofrecemos la cremación con restos o para aquellos que quieran algo más íntimo, la cremación exclusiva.

Para aquellos que no quieran recuperar las cenizas de su mascota, en Cremacan apostamos por la opción más ecológica y la que consideramos más natural: volver a la tierra. Almacenamos las cenizas de su animal, y posteriormente las entregamos como complemento en la elaboración de abonos de biomasa agrícola.

La ceniza de hueso contiene al rededor de un 10 a un 13% de fósforo, además de pequeñas cantidades de nitrógeno y calcio. El fósforo promueve el crecimiento de las raíces, así como también el crecimiento de las flores y las frutas y el calcio promoverá la salud de los frutos. La ceniza de huesos no daña ni quema las raíces de las plantas. La ceniza de huesos es el fertilizante preferido por los bulbos de las flores. Es un estupendo fertilizante para tubérculos.